domingo, setiembre 07, 2008

IGLESIA DE BELÉN DE POPAYÁN

Domingo 7 de septiembre, 2008

De: Mario Pachajoa BurbanoAmigos:


Otón Sánchez en su libro Guía Histórica de Popayán relata la historia de la Iglesia de Belén,situada al oriente de la ciudad. De él hemos tomado los párrafos siguientes:Belén antes de 1983Hace 327 años, 8 de septiembre de 1681, el obispo Cristóbal Bernardo de Quiroz bendijo y colocó la primera piedra de la iglesia de Belén, en la pequeña eminencia que domina a Popayán hacia el oriente.

Este santuario se debe a la devoción del artesano Juan Antonio de Velasco, hombre del pueblo, piadoso, que compró varios solares en la citada colina para la construcción de la iglesia. Se le hizo un sólido camerino en el que se colocaron: la imagen de la Virgen María sentada en una silla y con sombrero negro, el Niño Jesús en los brazos y al Patriarca San José. Mas tarde se construyó una especie de crucero, que vino a formar dos capillas adyacentes en las cuales se ubicaron: el Calvario y una imagen de Santa Gertrudis y en la otra, el Santo Ecce-Homo.La capilla del Santo Ecce-Homo fue costeada por Juan Beltrán de la Torre y posteriormente mejorada y alhajada por José Prieto de Tobar, Dean de la catedral y por su hermano el sacerdote Matías.

Por auto del 4 de abril de 1717 el obispo Juan Gómez de Nava y Frías se colocó la imagen del Ecce-Homo que había sido traída de Pasto, sin terminar.Uno de los monumentos interesantes del atrio de Belén es la famosa cruz de piedra, construida por el cantero Miguel de Aguilón en 1789. A los lados de la misma se lee: una Ave María a la Madre de Misericordia para que no sea total la ruina de Popayán; Un Padre Nuestro a San José para que consiga buena muerte; Un padre Nuestro a Jesús para que nos libre del comején y, finalmente, un Ave María a Santa Bárbara para que nos defienda de rayos.

En 1890 el Obispo Bermúdez solicitó los servicios al arquitecto Adolfo Dueñas para que revisara el tempo de Belén. Dueñas encontró todo bien, excepto el peligro que corría la imagen del Amo Ecce-Homo invadida por el comején y que hacía necesario envenenarla.

El Obispo lo autorizó y al saberse en la ciudad que el Amo había sido envenenado varias personas apedrearon la casa del arquitecto por haber tenido la osadía de envenenar al Amo. El Amo había sido "envenenado" con una combinación de ácido fénico, cabezas de fósforos y cebadilla (eléboro).

En la iglesia de Belén se conserva una reliquia de Santa Rosa de Lima que fue obsequiada al presbítero Manuel María Aláix por el Arzobispo Goyeneche de Lima..La iglesia fue destruida por el terremoto de 1885 y esta a su vez, por el de 1983.En 1907 Antonio García fue el encargado del arreglo y ornamentación de los Quingos de Belén y de la bellísima arboleda que forman uno de los mejores paseos de la ciudad.Cordialmente,

FACEBOOK

https://www.facebook.com/profile.php?id=711839823